Esta fase está orientada al futuro para incrementar las cualidades y competencias de innovación en la organización. Por ello, tiene por objeto establecer una Visión Compartida respecto de hacia dónde se quiere avanzar, en qué período de tiempo, con qué Propuesta de Valor y bajo qué Modelo de Negocio.

Como la innovación debe basarse, ante todo, en el conocimiento profundo de los clientes y lo que estos entienden como valor, la adopción de la perspectiva del cliente es un principio rector del proceso de diseño de modelos de negocio.

La perspectiva de los clientes debería ser una fuente de información para la toma de decisiones sobre propuesta de valor, canales de distribución y comunicación, relación con el cliente y fuentes de ingresos. Los innovadores en modelo de negocio no deberían centrarse exclusivamente en los segmentos de mercado existentes y deberían también poner el foco en prototipar y validar segmentos nuevos o sin explotar.

Debido a la importancia y sensibilidad de las decisiones que se deben adoptar, esta fase debería ser por definición altamente inclusiva, debiendo idealmente contar con una participación transversal de todos los actores de la organización. Mediante las herramientas y recursos para el diseño estratégico, podrás llevar a cabo en tu organización desde un despliegue de visión, horizontal y abierto para todos los usuarios, así como diseñar Lienzos de Propuesta de Valor, Curvas de Valor y crear Modelos de Negocio. Nuestro Método te permite hacerlo como un proceso co-creativo para generar un número elevado de ideas de modelo de negocio y poder trabajar posteriormente en iterar y validar las mejores hipótesis con tus clientes actuales y potenciales.